Confesiones de un hombre gay en el mundo posmoderno

hombre gay posmoderno, confesiones, temores, miedos

En la actualidad, el mundo globalizado cada vez va más de prisa y las personas corren para mantener la vigencia porque en esta era son los peces más rápidos los que se comen a los más lentos. ¿Cómo impacta esta nueva era la vida de los hombres gays? Los invitamos a leer las confesiones de un hombre gay en el mundo posmoderno.

… luego de muchos años de movilizaciones, marchas y visibilizaciones, los hombres gay hemos sido identificados (no digo que con razón) como vanguardistas, como cazadores de tendencias (o tal vez generadores de tendencias), como formadores del cuerpo (entre otras cosas) y la verdad es que muchas veces esta imagen estereotipada y cliché que la sociedad tiene de nosotros, nos obliga a ser "creativos", "decentes", "buenos polvos", a tener "culos firmes", "vergas duras" y "buena ropa"; esta imagen nos obliga, como dice un amigo mío, "a comer mierda y eructar pollo".

… pero hoy yo digo ME RINDO, me cansé, estoy mamado, harto, hastiado. ¡No quiero más! Quiero sentir con libertad, quiero poder preferir un sitio straight a uno gay sin que me digan que no he aceptado mi homosexualidad, quiero poder decir que soy gay sin que me estén preguntando por la moda, quiero poder decir tranquilo que tengo dificultades económicas y no ser despachado por este motivo, quiero sentir que mis erecciones pueden no llegar sin miedo de sentirme un impotente, quiero no tener que estar diciendo que soy activo cuando disfruto plenamente que me penetren, quiero dejar de competir con mi pareja como si fuéramos dos leones de "animal planet". 

confesiones, hombre gay, estereotipos gay, ideal gayNo quiero ser medido en centímetros, no quiero que me despachen con un click porque dije algo "inadecuado", no quiero tener miedo a envejecer y a ser obsoleto, no quiero obligarme a vivir con mi pareja todo al 50 – 50, quiero confiar en mis amigos y no tener que perderlos para que mi relación prospere, quiero poder sentir que si tengo sexo una vez al mes con mi pareja no estamos mal, quiero poder tener relaciones libres que no me obliguen a una monogamia (no sólo en lo sexual, sino también en lo afectivo): finalmente somos seres complejos y variados. Quiero sentir con libertad, quiero creer, quiero confiar… quiero mandar flores, dedicar canciones, planear sorpresas, dar segundas oportunidades sin ser visto como "un pendejo". Quiero creer que cuando envejezca lo único interesante de mi no será la plata, que "los pollos" van a valorar mi amistad y mi relación sin explotarme.

Entiendo que muchos de ustedes no quieran esto… sin embargo esto que quiero es sólo un deseo, no estoy juzgando a nadie, simplemente quiero parar este tren porque al menos YO me quiero bajar. No hablo de verdades, simplemente abro mi corazón y me atrevo a pensar en voz alta, espero que ustedes tengan estos espacios para pensar de qué trenes se quieren bajar, para soñar con los ojos abiertos y que llegue el día en que cada uno de nosotros pueda construir su propio tren sin que nos choquemos en el intento!!!

Te invitamos a dejar tus opiniones, ideas, experiencias y aportes sobre este tema en la sección de comentarios que encontrarás debajo del formulario de contacto. ¡Queremos oírte!

Para más información o si quieres pedir una cita, llámanos:
311 257 97 43 - 310 860 42 98
o contáctanos: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.





Buscar en esta página

Miembros

WPATH

division44apadivision17apa

Suscríbete a nuestro Newsletter

Ingresa tu correo   

Licencia Creative Commons